¿Por qué es importante hacer un proyecto de vida? Ventajas que debes aprovechar

¿Alguna vez te has puesto a pensar sobre la importancia de tener un proyecto de vida? No son pocas las personas que han oído hablar sobre este punto, pero no todas se aplican a realizar uno.

Es por eso que ahora conocerás que tipo de proyecto es este y porqué deberías comenzar a realizar uno lo más pronto posible. De antemano, te puedo decir que como beneficio es bastante probable que logres metas que has ansiado por mucho tiempo.

En primer lugar, ¿Qué es un proyecto de vida?

Por qué es importante hacer un proyecto de vida

Cuando se va a construir un edificio, realizar una tesis, crear un programa, etc..antes de comenzar pasa por la etapa de proyecto. En ella, se piensan los pasos que habrá que seguirse para lograr llegar a una meta en específico.

En ella, se detallarán dichos pasos de la manera más específica posible:

  • Fechas de realización.
  • Elementos necesarios para lograrlo
  • Detalle de los motivos de cada paso.
  • Recursos, efectivo o lo necesario para invertir.

Y más elementos, todo esto terminará variando enormemente dependiendo del tipo de proyecto en el que se embarguen. Pero todos ellos terminan siendo una hoja de ruta que nos debería llevar a cumplir ciertos objetivos.

Para nosotros es igual, podemos pensar en un proyecto de vida que nos llevará a lograr metas, objetivos y, ¿por qué no? Sueños que tengamos.

Conoce porque es importante hacer un proyecto de vida.

Hay quienes dicen que viven un día a la vez. Eso está muy bien, porque es importante disfrutar el presente. Pero tampoco podemos ser tan desapegados. Es necesario también trazar un plan de vida al cual apegarnos.

Porque todas las personas tenemos un sueño que alcanzar. Esto puede variar mucho de persona a persona.

  • Casarte con el amor de tu vida
  • Tener más dinero.
  • Crear tu propia empresa
  • Viajar por el mundo.

Las metas son muchísimas. Pero hay personas que pasan mucho más tiempo soñando con lograr dichos objetivos que trabajar en si para lograrlo.

No voy a decir que ninguno de ellos lo vaya a lograr. Pero la probabilidad de alcanzarla es mucho más baja si no tienes ningún plan al que apegarte.

Piensa en este escenario: una persona que trabaja en una oficina. Que sueña con ser su propio jefe y abrir un negocio.

Pero todos los días lo único que hace es levantarse, ir al trabajo y regresar a su casa. Ve televisión un rato, se acuesta a dormir y al día siguiente a lo mismo. Cuando se encuentra en su trabajo, sueña con una vida diferente.

¿Cuál crees que sea la posibilidad que esta rutina vaya a cambiar en cierto momento? Muy bajas, sinceramente.

Ahora piensa en este segundo escenario:

El trabajador antes mencionado tiene poco tiempo libre, pero apenas llegando a su casa comienza a escribir las primeras líneas del libro ese que había querido escribir toda su vida.

Tal vez tarde meses, tal vez años, pero por fin lo termina. Durante todo ese tiempo, también estuvo pensando en editoriales que terminen por publicarle ese proyecto.

Ya con el libro en mano, aprovecha sus tardes para llevar copias, mandar correos y en general promoverlo. En uno de esos días, una de las editoriales dice que le compra su libro y se lo terminan por publicar.

Ahora, siendo un autor recibiendo regalías, puede dedicar su tiempo a escribir otro libro que le permita desarrollar una carrera diferente.

¿Ves la diferencia? En el segundo escenario, tenía un proyecto de vida que era algo más que un sueño. Eran pasos concretos que le llevaron a realizar lo que tanto había querido.

Las ventajas de crear un proyecto de vida.

Nuestras actividades diarias nos llevan a nuestra meta.

Si sabemos para donde vamos, nuestras actividades diarias nos ayudarán a acercarnos a esa meta. Es probable que no lo haga pronto. Es más, puede que termine pasando mucho tiempo que no veas resultados.

Pero cada paso a la vez, cada pequeña actividad te acerca mucho más a lograrlo. Todos los días son un acercamiento a tu meta, que de no tener proyecto a donde ir, no lo harías.

Te causa presión para seguir.

Si no tienes un plan de vida, cada día es lo mismo. ¿Hiciste pocas cosas útiles hoy, hiciste muchas? No importará, porque de todas maneras, no sabes para dónde vas. Es cierto que de esta forma vivirás más tranquilo.

Pero también es verdad que de esta manera no llegarás a ninguna parte. O bueno, donde la vida quiera, no donde tu querías. Si tienes metas diarias que realizar, sentirás presión por realizarlas para lograr tus objetivos.

Generas nuevos hábitos.

Al estar sin ninguna meta que seguir, es bastante fácil generar vicios que no te llevarán a nada bueno. En cambio, actividades encaminadas te llevarán a tener nuevos hábitos que permitirán triunfar.

Al realizar actividades diarias, necesitarás hábitos que son muy positivos para ti. Que permitirán lograr tu objetivo.

Ahora sabes porque es importante hacer un proyecto de vida. Tener idea para donde irás, porque de lo contrario, jamás tendrás control de donde acabarás.

Previous Post
Porque es importante aprender inglés
Vida diaria

Porque es importante aprender inglés en la actualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *